Mi?rcoles, 07 de diciembre de 2011

Sección 16

Pozo de los deseos, conseguí colarme dentro de esta habitación que tenía un pozo en el centro muy antiguo, tenia mucha sed e intenté sacar el cubo del pozo para beber, mientras subía el cubo notaba un gran peso, yo seguí tirando, cogí el cubo y lo apoyé en el borde del pozo, mire dentro y estaba lleno de monedas metí la mano para tocar las monedas y del fono del pozo salio una voz ronca y fuerte que decía: No toques eso! Yo eche un paso atrás sorprendida, mire dentro del pozo para ver quien me hablaba y el pozo me dijo: soy yo el que te habla, el pozo de los deseos, dije yo: pues vaya pozo que no tienes agua entonces dijo el pozo: a veces los deseos son mas valiosos que el mismo oro, tu ahora deseas beber, tienes que pagar! En esto el cubo con las monedas cayo dentro del pozo, no me gusto nada ese pozo tan interesado y pensé en irme de allí enseguida. Mire a mi alrededor y tena 4 puertas y cada una con su letrero, una ponía :Casa del brujo, (Ir a ) Trono(Ir a) Habitación Oscura(Ir a)

Sección 17

Habitación Trono. Entre en la habitación del trono, y solo entrar y cerrar la puerta dos soldados salieron corriendo tras de mi, no entendía por que lo hacían pero yo corría mas que ellos buscando una salida de aquel lugar, salí por la puerta  Murciélago (Ir a)

Sección 18
Habitación Murciélago , el murciélago ya no estaba porque lo liberé y él también me ayudo a seguir mi camino, vi como la rendija de una puerta entreabierta, me acerque y antes de nada leí el letrero que pendía de ella: Casa del Brujo (Ir a)

Sección 19
Casa del brujo. Le dije: de nuevo me tienes aquí, tu pócima me ha hecho pasar de nuevo todas las calamidades, una por una. El brujo dijo: yo no te prometí nada, solo es cuestión de mejorar la pócima ( prueba error) es una forma de hacer las cosas. He mejorado la fórmula echándole pelos de rata. (esta vez funcionaráGui?o Le dije: tu estás loco, yo no pruebo mas. Dijo el: entonces la probare yo, cuando iba a probar la pócima le pare la mano y le dije que si estaba seguro que esta vez funcionaría, el asintió con la cabeza. Me puse en cazo en los labios y me vi transportada Habitación Trono, (Ir a)

Sección 20

Estaba sentada en el suelo de un pasillo, y encima de mí cabeza colgado en la pared, un cartel que ponía Pasillo Oeste con dos puertas a cada extremo del pasillo, una ponía: Habitación Oscura, y en la otra decía : Pozo de los Deseos Ooohh nooo, otra vez el brujo se equivoca en la poción y me ha mandado al principio de este laberinto infernal, me puse de pie estaba mareada, pero allí no me podía quedar, me tenia que poner en marcha, si no, no saldría jamas de allí.  Ya conocía la habitación oscura y me decidí por tomar la de El Pozo de los deseos(Ir a)

Sección 21

Pozo de los deseos, me colé dentro de esta habitación que tenía un pozo en el centro muy antiguo, seguía teniendo sed pero sabia que el pozo no me daría agua hasta que le echara una de esas monedas de oro que el avaricioso pozo acumulaba. Miré a mi alrededor y tena 4 puertas, y cada una con su letrero, una ponía: Casa del brujo, (Ir a ) Trono(Ir a) Habitación Oscura(Ir a)

Sección 22

Habitación Trono, antes de entrar en esta habitación, mire a un lado y al otro esperando no encontrarme con los soldados furibundos que como locos me perseguían, no vi a nadie y entre en la sala, estaba el rey solo en el trono, y los súbditos parece que se habían ido todos, yo pase detrás del trono de puntillas para que no me oyera y salir hacia otra de las habitaciones, que por fin me dejara salir de aquel laberinto, pero algo me detuvo, fue un gemido de dolor, y provenía del trono, me asome temerosa y vi que el gemido lo producía el rey. ¿El rey llorando? Gemía y decía entre dientes: mi querida hija Lia, mi pobre hijita Lia, todo ha sido culpa mía! Decía entre sollozos. Me causó pena ver al padre llorar por su hija, y me acerqué para consolarlo. Al aproximarme él noto mi presencia y se levanto del trono y dijo: ¿que haces tu aquí? Y grito: guardias, guardias! Todas las puertas se abrieron y salieron de ellas guardias con escudos y lanzas que me perseguían, me atraparon y me metieron a empujones en una celda sucia y sombría. Yo me desplomé de rodillas y me puse a llorar, me faltaban las fuerzas, yo no había hecho nada malo y estaba entre rejas por aquel rey que estaba loco! En la oscuridad de la celda escuché un chillido agudo, no veía de donde provenía, sentí que de la oscuridad salía algo negro que se agitaba y venia hacia mi, salte hacia atrás y escuché: Soy yo, tranquila, soy yo. Era el murciélago, me dijo: “chica, veo que te has metido en apuros” y se rió jijijij estas ahora en el lugar que estaba yo, preso y en una jaula. Yo respondí,”pues no se de que te ríes, yo a esto no le veo la gracia.” Él respondió: “no te preocupes, para eso estoy yo aquí, los amigos tenemos que ayudarnos cuando estamos en problemas. Yo respondí: ¿Y cómo lo vas a hacer?? Tu eres muy pequeño. Respondió: -Esta habitación esta junto a la miá, se podría decir que es como mi casa, mira lo que hago. Se metió dentro de la cerradura y abrió la puerta se alejó diciendo: ve a mi habitación, allí estarás a salvo. Y entré en la Habitación del  Murciélago (Ir a)

Sección 23

Habitación Murciélago, el murciélago ya no estaba porque lo liberé y él también me ayudó a seguir mi camino, vi como la rendija de una puerta entreabierta, me acerque y antes de nada lei el letrero que pendía de ella: Casa del Brujo (Ir a)

Sección 24

Casa del brujo: había un anciano con las ropas raídas delante de una marmita, meneando una pócima que olía a rayos, mientras lo hacia gruñía algo entre dientes, me pareció que el anciano no estaba de muy buen humor para atender favores. De todas formas me dirigí a el: qué te pasa buen anciano? Dijo gruñendo entre dientes: estoy haciendo la pócima perfecta para salir de este laberinto, y ya la tengo, pero … Pregunte yo: ¿pero qué? Me falta alguien con valor que pruebe mi pócima. Le dije, yo misma tengo valor además tengo que salir de aquí como sea, porque voy a llegar tarde a mi primer día de trabajo y he estudiado mucho para ello, y me he visto atrapada en este castillo, laberinto… o lo que sea esto. Bueno, bueno, dice el anciano, si te ves con valor te lo ofrezco, pero te advierto que los efectos son impredecibles. Cogí el cazo que movía el anciano y me lo lleve a la boca... no recuerdo nada más que aparecí en la Habitación oscura(Ir a )

Sección 25
Habitación oscura. De nuevo, los errores del brujo me habían hecho caer en algún rincón inhóspito del castillo, no podía ver nada y me imagine que donde había caído esta vez es en la habitación oscura, porque por mas que abría los ojos no podía ver nada, busqué en mi bolsillo el mechero y lo encendí, pero tenia una llama insignificante que no alumbraba nada, y poco a poco se terminó por apagar, que horror, tendría que salir de aquella habitación utilizando el tacto. Estiré las manos delante de mi buscando una salida, mis dedos iban tocado esas superficies correosas que chorreaban por la pared abajo, pero yo intente olvidalo y conseguí salir. : Pozo( Ir a), habitación de los ecos( ir a)

Sección 26

Habitación de los Ecos. El estruendo de mi respiración me hizo dar un salto, el simple ruido de el aire entrando en mis pulmones ocasionaba un ruido insoportable para el oído humano. Esta era una de las habitaciones peores del castillo, donde los sonidos se agigantan hasta hacerte sangrar los oídos, me tape los oídos y aguanté la respiración mientras salia de esa terrible habitación. Allí, delante de mi, estaban las dos puertas con el letrero el nombre de: La Princesa (Ir a) Habitación mágica(Ir a)

Sección 27

Habitación Princesa, Estaba muerta de hambre, y en esa habitación había un cesto de frutas apetitosas,  pero también estaban los cestos repletos de serpientes protegiendo todos esos manjares, pensé un poco y me dije que esta vez comería todo lo que quisiera, me acerque un poco a el cesto de la fruta, y como con un resorte, se abrió el cesto que había a su lado, y apareció una serpiente mirándome fijamente y sacando una y otra vez  su lengua bífida, me empece a mover de un lado al otro y la serpiente seguía mis movimientos, salte para atrás y la serpiente siguiéndome, salió de la cesta, de esto me aproveché para darle la vuelta a la cesta y meterme debajo, de tal manera que me quedo la cesta como una campana que me cubría, arrastré mi cesta por la habitación hasta situarme junto al cesto de la fruta y le di un tirón  y empece a comer tranquilamente, protegida por aquel cesto que me cubría entera. Cuando me sacié fui arrastrándome con mi cesta encima, hasta que llegué a una puerta para salir de allí: Habitación Vacío sin Fondo (Ir a ) y la otra es por la que yo había llegado allí habitación del eco(Ir a )

Sección 28

Habitación Vacío Sin Fondo, Conocía bien esta habitación, y esta vez no me dejaría sorprender, me agarré al picaporte de la puerta, con la otra mano enganché el cinto de mi mochila al picaporte y lo ate a él, empezaron a ceder las losas que tenia bajo mis pies, pero yo estaba bien atada a mi mochila, y la mochila a la puerta, el suelo seguía deslizándose en el vacío, y mis pies ya estaban colgando sin ningún apoyo, pero bien sujeta por la mochila, sentí el cinto de la mochila crujía. La comprobé y seguía fuertemente atada a la puerta, pero lo que se estaba moviendo era la misma puerta, la puerta comenzó también a deslizarse en el vacío, y yo comencé a caer con la mochila y la puerta hasta caer al fondo donde estaba la puerta : Habitación Mágica (ir a)

Sección 29

Habitación Mágica : Conocía bien esta habitación, y tal vez  podría controlar el torbellino de destellos y dirigirme hacia la habitación mas cercana  sin dejarme arrastrar de un lado para el otro, respiré y salte dentro, el torbellino de destellos mágico me empezó a arrastrar, pero yo estiré mis brazos y conseguí estabilizarme y llegar a la puerta: Pozo de los deseo(Ir a)

Sección 30

Pozo de los deseos, conseguí colarme dentro de esta habitación, que tenía un pozo en el centro muy antiguo, me asome al pozo y llame: Pozooo, pozooo, me escuchas? El pozo respondió: Que quieres? Yo le dije: Tienes que aprender muchas cosas, pero solo te diré una: los mejores deseos y las mejores cosas de la vida son gratis. El pozo respondió: No se a qué te refieres. Yo respondí: No me extraña que no lo entiendas. Adiós pozo! Miré a mi alrededor y tenía 4 puertas, y cada una con su letrero, una ponía :Casa del brujo, (Ir a ) Trono(Ir a) Habitación Oscura(Ir a)

 Pulsa sobre la flecha y te llevara al siguiente capitulo 3º parte

 

    


Publicado por pasion_de_vivir @ 21:30
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios