Martes, 05 de diciembre de 2006

El az?car no era conocida en la antig?edad. Ninguno de los libros antiguos la menciona. Los profetas s?lo consignan unas cuantas cosas sobre la ca?a de az?car, un raro y caro lujo importado de tierras lejanas. Se atribuye al imperio persa la investigaci?n y el desarrollo del proceso que solidific? y refin? el jugo de la ca?a, conserv?ndolo sin fermentaci?n para posibilitar su transporte y comercio. Esto ocurri? poco despu?s del a?o 600 de nuestra era y comenz? a usarse como medicina. En esa ?poca, un trocito de az?car era considerado
como una rara y preciada droga. La llamaban sal India o miel sin abejas y se importaban peque?as cantidades a un gran costo. Herodoto la conoc?a como miel manufacturada y Plinio como miel de ca?a.

Imagen

Etimolog?a:

Durante la ?poca de Ner?n un escritor le puso el nombre de saccharum. Dioscorides hace referencia a ?una especie de miel s?lida llamada saccharum, que se encuentra en las ca?as en la India y en la Arabia; tiene la consistencia de la sal y es crujiente?. El nombre en lat?n medieval para un trozo de esa preciosa sustancia fue substituido m?s tarde en occidente por el de az?car. La palabra original en s?nscrito continu? siempre relacionada con sal de India, sobreviviendo su transici?n a trav?s de las lenguas del imperio ?rabe y de las lenguas latinas. De hecho el s?nscrito khanda se convirti? en la palabra candy
(caramelo) en el idioma ingl?s.


Identificaci?n qu?mica:

El az?car se produce a trav?s de un proceso qu?mico a partir del jugo de ca?a o de remolacha, eliminando toda la fibra y las prote?nas que forman el 90% de dichas plantas.
En su libro Veneno en el alimento, el Dr. Lezner describe el proceso de extracci?n del az?car en los siguientes t?rminos:

Las remolachas se cortan en trozos despu?s de lavarlas y luego se lixivian. Para dejar limpio el l?quido que contiene el az?car, se le a?ade cal. En este momento, la reacci?n alcalina destruye casi todas las vitaminas. En el l?quido, mezclado con cal viva, se introduce di?xido de carbono, para as? precipitar la cal. El l?quido "saturado" se conduce hacia las bombas de filtraci?n que separan las el l?quido azucarado de las impurezas. Tras otro tratamiento con sulfato de calcio, por el cual el ?cido sulf?rico lo decolora hasta dejarlo casi blanco, se hierve el l?quido hasta que espesa. Una centrifugaci?n permite separar el jarabe del az?car crudo llamado melaza, un producto que contiene muchas sustancias que no son propias del az?car.

Imagen

La melaza se utiliza para preparar una sustancia similar al alcohol de quemar y para alimentar al ganado. En las refiner?as, este az?car crudo se ha de transformar todav?a en az?car com?n o de consumo, para lo cual ha de pasar por varios procesos m?s de limpieza con carbonato de calcio, de blanqueo con ?cido sulf?rico, de filtraci?n a trav?s de carb?n de huesos y de cocci?n hasta obtener los cristales.



Composici?n:

Imagen



Moleculas del azucar
El az?car de color blanco que se vende y consume com?nmente, es sacarosa refinada. Su f?rmula qu?mica es: C12H22O11



Formas de adulteraci?n:


No existen.

Diagrama para transformar el h?bito del az?car

Imagen


Mecanismo de acci?n y formas de empleo:


Como es sabido, las funciones cerebrales dependen de los niveles de glucosa. La falta de este combustible cerebral puede ocasionar desde hipoglucemia hasta esquizofrenia debido a que el cerebro se encuentra "hambriento" de glucosa.

El az?car refinado es una glucosa bastante simple que por su misma composici?n no requiere de un largo proceso de digesti?n, el h?gado pr?cticamente no tiene que sintetizarla y por lo mismo llega con asombrosa rapidez al sistema nervioso.

Para que el organismo funcione en condiciones ?ptimas, la cantidad de glucosa sangu?nea debe estar en equilibrio con la cantidad de ox?geno sangu?neo.

Refiri?ndose a los efectos ps?quicos del consumo del az?car, el Dr. M.O. Bruker , explica que la elevaci?n en los niveles normales de glucosa ocasionada por su ingesti?n, se experimenta como una leve euforia. Las consecuencias del regreso a los niveles normales, es decir, la baja de glucosa, se halla en relaci?n directa con la cantidad de az?car consumida. Si ?sta fue baja, la sensaci?n es de una leve disforia. Entre mayor haya sido la cantidad, la baja estar? m?s cercana a experimentarse como una sensaci?n depresiva que William Dufty ha dado en llamar sugar blues (tristeza del az?car).

Lo que normalmente suele ocurrir a toda persona que consume az?car en forma cotidiana, es que sus niveles de glucosa se mantienen permanentemente por encima del nivel regular, es decir, rara vez se experimentar? una baja hacia la aut?ntica normalidad en los niveles de glucosa. La mayor?a de la poblaci?n mundial literalmente vive bajo los efectos del az?car sin saberlo y sin notarlo. Este desequilibrio permanente est? siendo asociado con diversas enfermedades nerviosas, especialmente en los ni?os.

Usos terap?uticos:

Ninguno conocido.

Imagen



Dosificaci?n:

Una peque?a cucharada, esto es alrededor de 100 mg, basta para ocasionar una elevaci?n en los niveles de glucosa en personas sensibles. El equivalente a una taza de az?car 250 mg, puede considerarse ya como una dosis alta. No hay reportes sobre dosis letales.


Efectos psicol?gicos y fisiol?gicos:

Como ya se indic? en los mecanismos de acci?n, la ingesti?n de az?car suele experimentarse como una leve euforia. En su Primer Manual de Nutrici?n Consciente, Laura Urbina lo explica en los siguientes t?rminos:
Mientras la glucosa es absorbida por la sangre, nos sentimos animados. Un est?mulo veloz. Sin embargo, a este impulso energ?tico le sigue una depresi?n, cuando el fondo se desprende del nivel de glucosa sangu?nea. Estamos inquietos, cansados; necesitamos hacer un esfuerzo para movernos o incluso pensar. Hasta que se eleva de nuevo el nivel de glucosa? Podemos estar irritables, hechos un manojo de nervios, alterados. La gravedad de la crisis doble depende de la sobredosis de glucosa. Si continuamos tomando az?car, una nueva crisis doble empieza siempre antes de terminarse la anterior. Las crisis acumulativas al final del d?a pueden ser enloquecedoras. Tras varios a?os con d?as as?, el resultado final son gl?ndulas adrenales enfermas, agotadas no por exceso de trabajo, sino por un ajetreo continuo. La producci?n de hormonas, en general, es baja. Las cantidades no se amoldan. La alteraci?n funcional, desequilibrada, se refleja en todo el circuito endocrino. Muy pronto el cerebro puede encontrarse en dificultades para distinguir lo real de lo irreal; estamos expuestos a volvernos precipitados, cuando el estr?s se interpone en el proceso, nos desmoronamos porque no tenemos ya un sistema end?crino sano para enfrentar cualquier contingencia. D?a a d?a nos encontramos con una falta de eficiencia, siempre cansados, nada logramos hacer, realmente sufrimos los ?sugar blues? (o depresiones del az?car)? Puesto que en algunas personas las c?lulas cerebrales dependen totalmente de la taza de az?car en la sangre en cada momento para alimentarse, son quiz?s las m?s susceptibles de sufrir da?os. La alarmante y creciente cantidad de neur?ticos en el mundo lo evidencia claramente. No todos llegan al final. Algunas personas empiezan con gl?ndulas adrenales fuertes; otras no. Los grados de abuso de az?car y de melancol?a var?an, sin embargo, el cuerpo no miente - si se toma az?car, se sienten las consecuencias. (10

Ya son varios los especialistas que atribuyen al az?car los ?ndices cada vez m?s elevados de ni?os hiperactivos, la inhabilidad para aprender y diversas alergias. El estudio del historial diario de los pacientes diagnosticados como esquizofr?nicos revelan que su dieta es excesivamente alta en az?car y otros elementos que estimulan la producci?n de adrenalina como la cafe?na y el alcohol.

En cuanto al aspecto f?sico, se sabe que la ingesti?n continua de az?car provoca la aparici?n de caries y ennegrece los dientes. En personas con gl?ndulas adrenales d?biles puede afectar el p?ncreas hasta causar diabetes. En algunos casos el abuso continuado conduce a la hipoglicemia.

Imagen



En personas sanas, se relaciona tambi?n con el aumento de peso ya que el az?car es un carbohidrato y el exceso de los mismos se convierte en grasa. Se ha encontrado tambi?n que al consumir az?car el cuerpo elimina el calcio en mayor cantidad, de tal manera que el organismo se ve forzado a sustraerlo de los huesos y los tejidos que son las ?nicas partes en donde lo almacena el cuerpo. El desgaste de calcio en huesos causa que se vuelvan porosos y fr?giles, lo cual finalmente conduce a la osteoporosis.

El consumo constante de este psicoactivo tambi?n atrofia el rendimiento de las gl?ndulas, causando poca secreci?n de hormonas o alterando la composici?n qu?mica de las mismas, puesto que se ha podido comprobar que el az?car afecta la correlaci?n de minerales en el organismo . Por ?ltimo, estudios recientes vinculan al az?car con problemas en el sistema inmunol?gico, tal como lo denuncia la doctora Nancy Appleton en Lick the sugar habit:

Imagen


Una de las substancias aparentemente inofensivas y sin embargo una de las que mayores problemas crea al atacar nuestro sistema inmunol?gico es el az?car. Los macr?fagos quedan atorados en el az?car y se imposibilita su acci?n. La misi?n de los macr?fagos consiste en destruir, bloquear y activar la inmunidad cuando detectan la presencia de una toxina, un virus o una bacteria? Cada vez que ingerimos az?car, aunque sea tan poco como dos cucharadas, las proporciones de minerales entran en desbalance. Este desbalance a su vez, en personas ya enfermas, puede durar horas y a veces ya no se recuperan. Cuando los minerales del cuerpo est?n en desbalance d?a tras d?a, a?o tras a?o, posiblemente por generaciones, la habilidad del cuerpo para volver a su homeostasis est? agotada. El cuerpo ya no puede volver a su armon?a o balance? Resulta pues incre?ble que las autoridades del Departamento de Salud P?blica de diferentes Naciones sigan manteniendo al p?blico en la total ignorancia. Lo m?s que se ha conseguido es obligar a indicar en la etiqueta de los productos industriales si contienen az?car, cosa que aparece pr?cticamente en el 90% de los mismos ya que ?incluso los productos salados son conservados en az?car!


Imagen


Potencial de dependencia:

Considerablemente alto. La dependencia es de tipo psicol?gico y f?sico. Su s?ndrome de abstinencia se experimenta hasta despu?s de varias semanas de haber descontinuado totalmente el uso de az?car y alimentos que lo contengan. Sus s?ntomas incluyen depresi?n, fatiga, nerviosismo, ansiedad por comer alimentos dulces, falta de concentraci?n, alergias e hipertensi?n. En grado extremo la dependencia al az?car se presenta como hipoglucemia, en cuyo caso una privaci?n de alimentos dulces puede conducir a ataques fatales.


Imagen




?Qu? hacer en caso de emergencia?:

En una crisis de hipoglucemia, se presenta una s?bita baja de glucosa sangu?nea que ocasiona sudor, temblor, ansiedad, taquicardia, dolor de cabeza, sensaci?n de hambre, debilidad, convulsiones y en casos extremos, convulsiones y muerte. El individuo que presente una crisis de este tipo debe ingerir de manera inmediata glucosa o alimentos que contengan az?car suficiente para restablecer los niveles.




R?gimen legal actual:

El az?car es un psicoactivo legal de uso irrestricto que se produce y se vende por toneladas, ya sea en forma pura o incorporada a una enorme cantidad de productos alimenticios y farmac?uticos.


Imagen


La evoluci?n del consumo de az?car:

A lo largo de los dos ?ltimos siglos, ning?n comestible ha experimentado un crecimiento cuantitativo tan acelerado como el az?car. En 1800, la producci?n anual mundial se situaba en menos de 250,000 toneladas, cifra que se elev? hasta alcanzar 10 millones de toneladas en 1900. A fin de siglo la producci?n se calcula en 92 millones. El consumo por persona y a?o ha ido aumentando principalmente en los pa?ses industrializados de Am?rica y Europa.


Imagen



El az?car y la esclavitud:

En opini?n de William Dufty, ning?n otro producto ha influenciado tan profundamente la historia del mundo occidental como el az?car. En su libro Sugar Blues narra la aparici?n del az?car refinado en los mercados internacionales y sus consecuencias. A ello atribuye diferentes sucesos hist?ricos de grandes repercusiones econ?micas, comenzando por una resurrecci?n de las Cruzadas. Dufty presenta un extracto de una carta enviada en 1306 al Papa Clemente V, en donde se le insta a seguir una estrategia para vencer a los ?rabes con ayuda del dulce: "En el pa?s del sult?n el az?car crece en grandes cantidades y de ?ste los sultanes obtienen grandes ingresos e impuestos. Si los cristianos pudiesen hacerse con esas tierras, se har?a mucho da?o al sult?n y al mismo tiempo el Cristianismo estar?a totalmente abastecido desde Chipre". Ante aviesas informaciones de ese tipo, el cristianismo muerde el fruto prohibido y comienzan los siete siglos de su reinado en la tierra. El historiador brit?nico Noel Deer, por ejemplo, asegura que al contar la historia de la esclavitud, no es exagerado calcular que se comerciaron 20 millones de africanos y dos terceras partes de ellos se pagaron con az?car.


En 1444 los portugueses llevan 235 esclavos negros de Lagos a Sevilla, donde se venden como esclavos. Diez a?os m?s tarde el Papa bendice el tr?fico de esclavos y a partir de entonces, ?stos se utilizan para hacer crecer las plantaciones de ca?a de az?car en Madeira y las Islas Canarias. Los holadeses aparecen en esta historia alrededor del a?o 1500, fecha en que construyen la primera refiner?a de az?car en Amberes. La ca?a de az?car en bruto se embarca desde Lisboa, las Islas Canarias, Brasil, Espa?a y la Costa de Marfil para ser procesada en Amberes. El az?car se exporta al B?ltico, Alemania e Inglaterra.

Imagen


Para 1560, Carlos V de Espa?a estrena los esplendorosos palacios de Madrid y Toledo construidos con los impuestos del comercio del az?car. Por esas fechas, la corona brit?nica comienza a hacerse del monopolio instalando capataces en las islas que ha conquistado en el Caribe y encarg?ndose del tr?fico de esclavos hacia ellas para cultivar ca?a de az?car. Tal es el caso de la actual Jamaica.

Con el jugo fermentado de la ca?a de az?car en crudo, los esclavos inventan el ron, que los brit?nicos no vacilan en comercializar para obtener m?s esclavos. Tambi?n lo introducen a sus colonias norteamericanas, donde suelen darlo a los indios a cambio de preciadas pieles que luego venden en Europa. Hacia el a?o 1660 el comercio de az?car y ron se ha vuelto tan provechosos que los ingleses est?n dispuestos a emprender la guerra para mantener su control. Las actas de navegaci?n tienen como meta prevenir el transporte de az?car, tabaco o cualquier otro producto de las colonias de Norte Am?rica a cualquier otro puerto fuera de Inglaterra, Irlanda o posesiones brit?nicas.

Imagen



El fin de la esclavitud y el comienzo de la industrializaci?n del az?car
A mediados del siglo XVIII, cuando Francia se ha situado ya en las primeras filas del comercio de az?car y ?sta representa su principal fuente de exportaciones, el fil?sofo Claude Adrien Helvetius escribe: "No llega un tonel de az?car a Francia sin manchas de sangre. Ante la miseria de estos esclavos, toda persona con sentimientos deber?a renunciar a estas mercanc?as y rehusar al placer que proporciona algo que s?lo se puede comprar con las l?grimas y muertes de criaturas desgraciadas." En 1812, Benjamin Delessert encuentra la forma de procesar la remolacha para convertirla en az?car y recibe la Legi?n de Honor de manos de Napole?n, quien ordena la plantaci?n de remolachas azucareras por todas partes de Francia, en donde no se daba el cultivo de ca?a, pero s? el de remolacha. Tan s?lo un a?o despu?s Napole?n alcanza la proeza de producir 4 millones de kilos de az?car de remolacha francesa. De esta manera, los franceses son los primeros en poder prescindir de los esclavos para obtener el preciado az?car y elegantemente promueven la abolici?n de la esclavitud. La British East Indian Company ?ya plenamente metida en el comercio del opio- explota el tema de la esclavitud como campa?a de propaganda pintando en sus toneles. ?Az?car de las Indias Orientales no cultivado por esclavos?. En 1833 se proclama la emancipaci?n de las colonias brit?nicas y esto significa que la esclavitud se vuelve ilegal salvo en ?la tierra de la libertad?, los emergentes Estados Unidos de Am?rica.

Imagen


Los azucareros brit?nicos de Barbados y Jamaica caen en la ruina y una tr?ada de invenciones a principios del siglo XIX preparan la escena para la gran entrada de Estados Unidos en el negocio del az?car: James Watt perfecciona su m?quina de vapor, Figuier completa un m?todo para hacer carb?n con hueso animal y Howard fabrica la olla de presi?n. Con estos elementos cobra vida el az?car blanca refinada comercial que se utiliza hoy en d?a. Al decretarse finalmente la abolici?n de la esclavitud en sus tierras, los Estados Unidos comienzan a practicar su propio colonialismo econ?mico al por mayor en Cuba. La mejor tierra cubana se usa para proveer materia prima a Norteam?rica para sus complicadas refiner?as.

Seg?n cuenta Dufty, los estadounidenses sobrepasaron a los brit?nicos y virtualmente a todas las dem?s naciones en la fiesta del az?car. Han consumido una quinta parte de la producci?n mundial de az?car desde su Guerra Civil. Se sabe tambi?n que en 1920, en la ?poca del experimento de prohibir el alcohol en Estados Unidos, la cantidad de az?car que se consum?a se hab?a duplicado. Esto destaca su evidente car?cter de droga y de sustituto de otras drogas en ciertos sectores de la poblaci?n.

Es por ello que a trav?s de guerra y paz, depresi?n y prosperidad, sequ?as e inundaciones, el consumo de az?car ha crecido firmemente en todo el globo terrestre. ?No es posible que jam?s haya habido un desaf?o m?s dr?stico para el cuerpo humano en toda la historia del hombre, y sin embargo, sigue siendo muy poco lo que se habla de la nocividad del az?car. Y no es porque mucha gente no lo sepa, sino porque es enorme el inter?s comercial por el az?car.?

La aparici?n de nuevas enfermedades gracias al az?car
El doctor Robert Boesler escribe en 1912: "La moderna manufactura del az?car nos ha tra?do enfermedades totalmente nuevas: escorbuto, diabetes, hipoglicemia, hiperactividad y esquizofrenia. El az?car que se vende no es nada m?s que un ?cido cristalizado concentrado. Como antiguamente el az?car era tan caro que s?lo los ricos pod?an permitirse su uso, consist?a, desde el punto de vista de la econom?a nacional, algo inconsecuente. Pero hoy, cuando debido a su bajo costo, el az?car ha causado una degeneraci?n humana, es el momento de insistir en un esclarecimiento general."

En 1929 el doctor Frederick Banting, descubridor de la insulina, asegura que su descubrimiento es un simple paliativo, no una cura, y que la ?nica forma de prevenir la diabetes es cortando el uso del az?car: "En los Estados Unidos, la incidencia de diabetes ha aumentado proporcionalmente con el consumo per c?pita de az?car. Con el calentamiento y recristalizaci?n del az?car natural de ca?a, algo queda alterado convirtiendo a los productos refinados en alimentos peligrosos.".

Dufty afirma que la diferencia entre las enfermedades "costosas" como el c?ncer y las "baratas" como las provocadas por la adicci?n al az?car es crucial para la salud financiera del estamento m?dico. "El actual tratamiento ortodoxo para el c?ncer es criminalmente caro. La ruina financiera del paciente y de su familia representan el yate del m?dico. El tratamiento para el sugar blues (hipoglicemia o diabetes) es una propuesta de corte individual. Despr?ndase usted del az?car refinada en todas sus formas y adi?s cuentas al m?dico y hospital. Es dif?cil que en ese caso el m?dico pueda regalarle un tapado de vis?n a la mujer o asistir a un seminario bajo el sol de las Bermudas."

El comportamiento de los ni?os hiperactivos frente al az?car y la manipulaci?n m?dica
A esta droga se le ha vinculado con el comportamiento negativo de los ni?os desde la d?cada de 1920. La idea de la relaci?n causa-efecto comenz? a ganar aceptaci?n en los setenta, cuando varios estudios y reportajes sugirieron que el az?car incrementaba la hiperactividad en los ni?os ya de por s? hiperactivos.

De acuerdo con los diferentes estudios analizados por la doctora Nancy Appleton, la investigaci?n cl?nica de ni?os hiperactivos y psic?ticos, y de otros con lesiones cerebrales e inhabilidad para aprender, tiene por cuadro sintomatol?gico: "una familia cuyo historial de diabetes es anormalmente elevado; una inusual incidencia de elevaci?n de glucosa sangu?nea o hipoglicemia funcional en los mismos ni?os, indicando que sus sistemas no pueden procesar el az?car y una dependencia por un alto nivel de az?car en las dietas de los propios ni?os que no pueden asimilar."

No obstante, ?ste y otros reportes similares han sido descartados por publicaciones m?dicas como The New England Journal of Medicine, para quien "la conexi?n no ha sido probada". Preocupados porque "en la actualidad, sin embargo, muchos padres tratan a la conexi?n az?car-comportamiento como un hecho", un equipo de m?dicos institucionales se dio a la tarea de volver a revisar los estudios existentes para efectuar un an?lisis global. La publicaci?n m?dica expuso que "el nuevo meta an?lisis intent? ir m?s all? de los resultados de peque?os estudios ubic?ndolos en un grupo mayor para que los efectos menos obvios fueran expuestos a la luz."
Se supone que los variados estudios evaluaron el efecto del az?car en numerosos factores, incluyendo estado de ?nimo, desempe?o acad?mico, habilidades de aprendizaje, agresi?n y comportamiento general. Lo que en realidad ocurri? con este examen es una clara muestra de la manipulaci?n que puede sufrir un estudio cient?fico para obtener los resultados que de antemano se pretenden alcanzar cuando hay intereses econ?micos de por medio.

Resulta que los investigadores basaron sus estudios comparativos ?nicamente en dos grupos de ni?os, a uno se le dio az?car y al otro, en lugar de privarlo de dicha droga y de los alimentos que la contienen, se le suministr? endulzantes artificiales; as? pues, los ex?menes se efectuaron entre ni?os que consumieron az?car y ni?os que consumieron endulzantes artificiales; es decir entre dos grupos de ni?os con niveles alterados de glucosa debido a una u otra droga y no como debi? haber sido: entre uno o dos grupos de ni?os usando az?car y/o endulzantes artificiales y otro grupo de ni?os privados del consumo de ambas clases de drogas.

Debido a estas desviaciones en la investigaci?n, el meta an?lisis m?dico concluy? triunfalmente que "Aparte de dos observaciones extremas que resultaron ser insignificantes para el an?lisis final, no se encontraron diferencias entre los ni?os que consumieron dosis de az?car y aquellos que tomaron endulzantes artificiales." O sea que lo ?nico que verdaderamente prueba el reporte es que no hay diferencias substanciales entre usar az?car y usar endulzantes artificiales. No obstante, bajo el manipulador y deshonesto t?tulo de "El az?car no afecta el comportamiento de los ni?os", los resultados del reporte fueron publicados y ampliamente difundidos a nivel mundial durante el a?o de 1996. La recomendaci?n final del reporte es que "el az?car no tiene efectos negativos en el comportamiento y el aprendizaje de la mayor?a de los ni?os y no existe justificaci?n para retirarles los alimentos dulces solamente por esa raz?n."



Los efectos del az?car en el campo energ?tico humano y el sistema de chakras:

Donna Cunningham ten?a varios a?os trabajando como terapeuta especializada adicciones cuando entr? en contacto con Andrew Ramer, un sanador y canalizador con quien colabor? para escribir dos libros: The spiritual dimensions of healing addictions y Further dimensions of healing addictions.
En el primer libro sostienen que por lo general, los seres humanos caemos en la adicci?n cuando perdemos de vista o no queremos realizar nuestra "visi?n", o sea: "nuestra habilidad de percibir y participar en la realidad m?s amplia, reteniendo un recuerdo, aunque sea d?bil, de nuestro Ser Superior y de las tareas y prop?sitos de nuestra vida".

En el segundo libro explican con claridad c?mo se utilizaban antiguamente los distintos psicoactivos, a los que ellos llaman "herramientas de poder", para recuperar y apoyar nuestra visi?n; y como es que, al perder ese conocimiento, actualmente abusamos de estas mismas herramientas y nos destruimos con ellas en lugar de utilizarlas en nuestro beneficio.

En Further dimensions of healing addictions, entre otras muchas cosas interesantes, nos explican cu?les son los efectos que tienen las principales sustancias adictivas sobre el campo energ?tico humano, concretamente sobre el sistema de chakras.

En el caso del az?car, Danna y Andrew comienzan advirtiendo:

Algunas de las cosas que decimos a continuaci?n ser?n dif?ciles de pasar porque a quienes abusan del az?car no les gusta considerarse a s? mismos como adictos. [...] El az?car ES UNA DROGA, quiz? no altere tu conciencia de una manera obvia e inmediata como el alcohol o las pastillas, pero produce cambios en el estado f?sico, emocional, mental y espiritual del usuario. Y como cualquier otra adicci?n, es devastadora en esos cuatro niveles.

Est? en la naturaleza del todos los adictos negar que tienen una adicci?n. Y tambi?n lo est? apuntar hacia otros adictos y decir "Mi problema no es tan serio como ese". Especialmente los adictos al az?car sufren de esta forma de negaci?n, en parte porque en nuestra cultura se subestima grandemente el poder del az?car como droga. Los anuncios nos empujan a consumirla, las gigantes corporaciones alimenticias nos empujan a consumirla y las situaciones sociales nos empujan tambi?n. el az?car se ha convertido en el mayor contaminante de nuestras comidas. Por otra parte, la negaci?n viene del hecho mismo de que el az?car afecta el plexo solar, el asiento de la auto estima. Y para dar salida al auto odio resultante, los adictos al az?car se comprometen en buscar fuera de ellos la adicci?n. Mant?n una mente abierta acerca de esto. Parte de esto quedar? registrado y trabajar? en tu conciencia superior, no importa cuan vehementemente lo rechaces a nivel conciente.

Antiguamente, seg?n los autores, el consumo de cosas dulces, al igual que el resto de la comida, estaba sujeto a la disponibilidad que permit?an los cambios de estaciones:

Antes no ten?amos postres todos los d?as. Al igual que el alcohol, su uso estaba limitado a ocasiones especiales, d?as libres, fiestas y celebraciones. Hab?a celebraciones tribales y familiares que solidificaban los lazos de los grupos. Para muchas culturas, las ?nicas ocasiones en las que se consum?an cosas dulces era en las celebraciones matrimoniales, y este recuerdo inconsciente a?n puede estar influenciando nuestra inclinaci?n por el az?car cuando tenemos una adicci?n provocada por deficiencias previas en el chakra del coraz?n. [...] No importa que tan delicioso pueda ser, los ritmos corporales de asimilaci?n de los alimentos dulces, han sido tan trastornados como los de reposo y trabajo, y ya no nos comunicamos con nuestros cuerpos para ver lo que necesitan. [...]


Cuando somos ni?os y nos enfermamos nos programan dici?ndonos "Come -esto te dar? fuerzas", aunque seguramente el ayuno nos ir?a mejor en tales situaciones. entonces estamos programados desde la ni?ez para ver a la comida como una fuente de poder, y entre m?s fuerzas creemos nececitar para cumplir nuestra visi?n, m?s comemos buscando esta fuerza. El combustible de nuestros cuerpos es la glucosa, nuestra primaria y m?s directa herramienta de poder. As? es que el abuso de az?car, que est? estrechamente ligada a la glucosa, es parcialmente acerca de combustible, y nuestras comidas cada vez contienen menos energ?a debido a todo el procesamiento. Confundimos comida con energ?a y comemos cuando nos sentimos drenados. Incluso los comerciales hacen ver al az?car como una fuente instant?nea de energ?a. Si la energ?a y la comida fuesen lo mismo, entre m?s comi?semos, m?s energ?a tendr?amos. Pero en lugar de ello, sobrepasarse comiendo causa un colapso de energ?a en todo el cuerpo. La comida procesada ha perdido su energ?a, su fuerza de vida, y nosoros a?n tenemos la expectativa de que la comida la contiene.

Respecto a los efectos del az?car sobre el sistema energ?tico, nos dicen que:

La adicci?n primaria de los adictos al az?car es al amor. El colapso general de nuestros chakras cardiacos, se debe a nuestra forma de vida en la que la alienaci?n y la p?rdida de valores, significa que muchos de nosotros experimentamos muy poco amor en nuestras vidas diarias. Una raz?n de la confusi?n entre el az?car y el amor es que el az?car ocasiona un flujo de sangre al ?rea cardiaco, y esto nos hace creer, a nivel incosnciente, que este chakra est? siendo nutrido. [...] Ultimadamente, lo que el az?car hace es debilitar las paredes del coraz?n y los vasos sangu?neos creando una tolerancia tal que necesitamos m?s y m?s az?car para conseguir el mismo rush. [...] El da?o hecho en el chakra del coraz?n repercute fuertemente sobre el chakra del plexo solar. La obstrucci?n de este centro conduce a sentimientos de auto odio. Adicionalmente, cuando la energ?a del coraz?n est? bloqueda, la persona no se siente amada, y los problemas del plexo solar se transladas a ello: "Debe haber algo malo en m? si nadie me ama."

El az?car tambi?n tiene un poderoso efecto en el primer chakra, ya que jala la energ?a de ?l para llevarla arriba y producir el rush de energ?a en el coraz?n.[...] Las obstrucciones y las rupturas del primer chakra pueden predisponer a problemas de aumento de peso o de alcoholismo.

Para abandonar una adicci?n los autores recomiendan que a la par de asisitir a terapias psicol?gicas ya sean personales o grupales y de someterse a un tratamiento de desintoxicaci?n f?sica bajo supervisi?n m?dica, en caso de que ?sto sea necesario, tambi?n es aconsejable practicar t?cnicas alternativas para revertir los da?os causados por el abuso de las distintas sustancias en el campo energ?tico humano. Para ello nos ofrecen en su segundo libro una excelente serie de ejercicios de visualizaci?n, as? como remedios de aromoterapia y gemoterapia espec?ficos para cada reparar los da?os provocados por cada una de las diferentes sustancias. Adicionalmente, se incluyen ciertos diagramas canalizados por Andrew para reprogramar las biocomputadoras que son nuestros cerebros.


Seg?n afirman: ?Los h?bitos, como las adicciones est?n impresos dentro de nuestros circuitos cerebrales de la misma manera en que los circuitos de una computadora son programados. Para interrumpir un h?bito, necesitas borrar y reprogramar el circuito? y para eso sirven los diferentes diagramas canalizados para cada tipo de droga.

Estos diagramas deben mirarse de arriba a abajo o dibujarse 25 veces consecutivas en tres sesiones por d?a. Adem?s se recomienda mirarlos cuando se sientan deseos de caer en la tentaci?n de usar nuevamente la droga en cuesti?n.?

?????????? ???? No, gracias.

?

1/05/2011

Tengo que deciros que estoy probando un sustituto de?el az?car?que me han recomendado, que mas? un sustituto de ella es una medicina

se porta como el az?car endulzando mucho mas que?ella y con un sabor muy parecido

Se trata de la planta de stevia

?

Yo la?estoy tomando en polvo mas fino que el az?car y es muy agradable y con calorias 0/0

Aqu? os dejo una pagina de como se cultiva y las propiedades

?( me gustar?a que di?rais vuestra opini?n sobre ella)

STEVIA ENDULZANTE NATURAL

Manuales del cultivo de Stevia

Gracias


Tags: azucar, azucar delicioso veneno, calorias vacias

Publicado por pasion_de_vivir @ 22:48
Comentarios (14)  | Enviar
Comentarios
Publicado por Loca_por_la_musica
Mi?rcoles, 06 de diciembre de 2006 | 2:18
ah, madre mia! que el azucar es una droga? en ese caso, lo reconozco, mi nombre es ______ y soy azucar-dependiente.
Est? muy bien el articulo, la verdad es que abarca todo tipo de ambitos y te aclara cualquier tipo de duda que te pudiera surgir en cuanto a historia, proceso de elaboracion, beneficios, efectos adversos, y un monton de curiosidades mas. Aunque no estoy de acuerdo con varias cosas (ya entrar? en detalles en otro momento), me parece muy interesante e instructivo. Muchas madres de ni?os hiperactivos podrian solucionar algunos de sus problemas si leyeran articulos de este tipo y siguieran ciertas indicaciones.
Publicado por Invitado
Mi?rcoles, 06 de diciembre de 2006 | 20:56
No soy quien ,para poder contradecir todo lo que has puesto sobre el tema del azucar,pero me pregunto ???
Hay algo en este mundo que no ea una dogra ????.El azucar segun ese articulo tuyo ,La sal segun los medicos tambien ???? La carne, tambien somos adictos a ella algo que causa adiccion es droga,los vegetariamos podrian darte muchas razones ,a proposito ellos tambien pues su adiccion es las verduras y demas cosas que comen ,que sin duda llevaran ,mas quimica que la carne o el pescado en fin podria darte muchos ejemplos ,pero mi politica es mu simple ,todo repito todo en este mundo,tomandolo con moderacion no da?a ,asin que perdona ,pero yo seguire tomando AZUCAR SAL CARNE Y DEMAS y que me quiten lo bailao .
Cuidate
Publicado por Loca_por_la_musica
Jueves, 07 de diciembre de 2006 | 14:45
Lo que est? claro es que no podemos dejar de consumir az?car, pues no moririamos en el intento. Tanto el az?car como las carnes y las verduras entre muchas otras cosas, son absolutamente necesarias para vivir, y estar sano. Es logico que hay que consumirlo con cierta moderaci?n, pero no hay que eliminar de nuestra dieta ni tan siquiera los az?cares. El secreto esta en el equilibrio. No podemos empacharnos de verduras (vitaminas) mientras nuestro cuerpo nos est? pidiendo proteinas (carnes y pescados) o carbohidratos (pasatas, arroces...) todo en su justa medida es lo apropiado. Claro que si te refieres a ser, por ejemplo, diabetica, Pasion, si es correcto dejar los az?cares a?adidos, de lo contrario no es lo mas correcto. Y en caso de tener problemas de colesterol, dejar las grasas insaturadas, y seguir las instrucciones del medico. Pero repito, nunca se debe de apartar un nutriente de tu dieta sin razon aparente.
Publicado por L0IS_LANE
Viernes, 08 de diciembre de 2006 | 2:24
Seg?n yo lo veo, todo en esta vida, todo, puede producir adicci?n.
Eso no traslada el problema a las cosas, convirti?ndolas en drogas, sino a nosotros mismos, convirti?ndonos en personas que no saben controlar sus impulsos de recibir ciertas sensaciones placenteras.

Desde este punto de vista, el problema no ser?a el az?car, supuestamente algo da?ino y adictivo, sino el mal uso o el abuso que nosotros podamos hacer de ?l.

Adem?s, tengo entendido que el az?car es muy necesario en nuestra dieta. Imprescindible, como casi todo.
Publicado por pandora_66
S?bado, 23 de diciembre de 2006 | 16:38
eh aqui una adicta al chocolate de comer ehh. yo me reconozco comoa dicta de hecho en una fase de mi vida en la que tube que dejarlo no por nada si no para superar la adiccion y poder comer cuando yo quiera si no cuando mi cuerpo mi oblique, tube que superar un mes sin el, lo pase en cama o en el sillon enroyada con una manta llorando sudando con frio etc etc, os reireis pero es asi s la verdad recuerdo mi madre llorando y llamando al medico que era el que me estaba tratando de ver a su hija como una yonki. pero genteee lo supereee, porsupuesto no hay dia que pase sin comer choclate pero ahora no siento la adiccion como antes ahora como por que quiero y sabeiss quee
hay un libro que se titula POR QUE LAS MUJERES NECESITAN CHOCOLATE
OS DIRE UNA COSA ES NECESARIO EL CHOCOLATE PARA LAS MUJERES
Publicado por Invitado
Martes, 15 de mayo de 2007 | 14:54
Mi pareja come diariamente una bolsa de chuches, y es feliz, los dias que no la come es una discusion continua, mal humor, gritos por nada, es una irritacion constante. Todo tomado en su justa cantidad es bueno, pero los excesos llevan a problemas.
Publicado por Invitado
Domingo, 27 de mayo de 2007 | 19:05
El azucar crea miedios scologico,la unica azuca rque asimila el cuerpo es el azucar de las verduras y la fruta pues esa no es perjudicial.Yo hace mese que me quite las pasatas de bolleria,cafes,incluso pan bimbo o bebidas inclusive las alcoholicas (eso es lo mas duro junto a los donuts)y se nota ,te haces mas perceptivo de las cosas como te influllen .Cada uno tiene que mirar lo que le conbenga aunque la maldita gula ,intenta enga?arte siempre diciendote:si una poca no es mala o de algo hay que morirse.Que perra es Ardiendo
Publicado por Invitado
Jueves, 17 de julio de 2008 | 7:28
Primero que nada, comento que soy una persona que antes de leer este articulo, ya me he informado bastante sobre los males que produce el azucar. Y en este "articulo", faltaron exponer bastantes puntos, que pueden ser encontrados en otros libros.

PRIMERO, EMPEZARE CONTESTANDO ALGUNOS COMENTARIOS:

.........................................................
Anonimo dijo:

"...todo repito todo en este mundo,tomandolo con moderacion no da?a ,asin que perdona ,pero yo seguire tomando AZUCAR SAL CARNE Y DEMAS y que me quiten lo bailao ."


YO RESPONDO:
Es cierto que todo con MODERACION, no da?a, pero LOS PUNTOS DE MODERACION suelen ser muy subjetivos. El azucar de ca?a y remolacha refinados, SON UN VENENO para el cuerpo, pero comerlo con MODERACION, seria ingerir NO MAS DE 5 GRS DIARIOS, y la gente SUPERA AMPLIAMENTE esa media. El PROMEDIO ACTUAL, ES DE 150 GRS DIARIOS.
Publicado por Invitado
Jueves, 17 de julio de 2008 | 7:30
SIGO RESPONDIENDO:


Dicho sea de paso, la carne (yo me quedaria con la de pescado), necesitamos comer EN PROMEDIO (depende de contextura fisica y otros factores), UNOS 400 GRS SEMANALES. Y la media esta MUY POR ENCIMA DE ELLO.
.....................................................

Loca_por_la_musica dijo:

"...Tanto el az?car como las carnes y las verduras entre muchas otras cosas, son absolutamente necesarias para vivir, ..."


L0IS_LANE dijo:


"...Adem?s, tengo entendido que el az?car es muy necesario en nuestra dieta. Imprescindible, como casi todo. .."


YO RESPONDO:

Es verdad que son necesarias, pero en una medida justa, que es MUY POR DEBAJO DE LA MEDIA ACTUAL.

Con respecto al AZUCAR, EL AZUCAR QUE NECESITA EL CUERPO ES LA DERIVADA DE LA FRUCTOSA,
QUE ES, EL AZUCAR NATURAL QUE ESTA EN LAS FRUTAS y algunas verduras.
Publicado por Invitado
Jueves, 17 de julio de 2008 | 7:32
El AZUCAR DE CA?A y/o REMOLACHA, refinado que se suele vender, NO ES NECESARIO PARA EL CUERPO.
Ademas, CARECE DE TODAS LAS VITAMINAS, ES SIMPLEMENTE UN "PRODUCTO VACIO" para nuestro cuerpo...

El que SI NECESITAMOS, es el de la FRUCTOSA...

------------------------------------
Y por ultimo, les digo:

HAGAN LA PRUEBA!!!, prueben dejar el azucar (POR COMPLETO) por 1 semana, y veran como la vida les cambiara.

Y otro consejo: NO CREAN lo que los medios les digan: EXISTE UN GRAN NEGOCIO del azucar, hay mucho capital en juego, y POR ESO NO SE DICE NADA... y en este mundo, hay que DESCONFIAR, DESCONFIAR, xq a nadie le importa la salud d la gente, sino los propios bolsillos...
Publicado por claudia
Lunes, 15 de diciembre de 2008 | 9:05
Queria saber si es posible que cites algunas fuentes del articulo?
Garcias, claudia
Publicado por Invitado
Lunes, 17 de mayo de 2010 | 11:33
Hola,acabo de leer tu articulo,lo he encontrado porque buscaba fotos ya que iba a publicar en el mio exactamente lo mismo que t?!Mi blog es http://cocinaintestinopermeable.blogspot.com/.En ?l presento recetas de cocina sin az?car refinado.Tuve una candidiasis cr?nica galopante,justo por mi adicci?n al az?car,es algo muy serio y la gente no quiere escuchar,yo me siento como si predicara en el desierto.Me ha encantado descubrirte a partir de ahora te seguir?. Besos.
Publicado por Invitado
Martes, 26 de abril de 2011 | 11:20

Lo que entiendo de haber leido el libro Sugar Blues, de Willam Dufty, es que de lo que se trata el asunto, es del alejamiento a lo natural, en el caso de los alimentos, es decir, estamos tan acostumbrados a los alimentos procesados que creemos que estos son del mundo, cuando en realidad son manipulaciones humanas.

Con esto quiero dar un ejemplo, en la década del 70, las mujeres que querían adelgazar, eran tratadas con anfetaminas, hasta que se empezaron a ver malformaciones en los nacimientos, digo quizá en esa época alguien pudo haber dicho, nada en exceso es malo y quien te quita lo bailado, en fin…

Por favor, sepamos distinguir entre los alimentos naturales y los procesados por el hombre usando químicos, en pos de una industrialización mundial y un progreso que cada vez más compromete el bienestar físico, por ende, mental y espiritual.

Exelente Informe Gracias

 

Publicado por Invitado
Viernes, 22 de junio de 2012 | 2:34

Extraordinario trabajo, me ha servido paracomplementar mis conocimientos sobre los carbohidratos, el asunto es que quisiera tener la llave para entrar en el cerbro de mi hija, para hacerle cambiar su mentalidad...ya tuvimos el primer encontron acerca del tema.